No se puede enseñar algo que se desconoce

Esto, que puede parecer obvio, al parecer no lo es tanto, me explicaré:

 

El 95% de la gente que conozco son educadores, docentes, profesores, trabajadores juveniles…
La gran mayoría de ellos verdaderos apasionados de su profesión, vocacionales e incluso voluntarios que emplean su tiempo libre en profundizar en aquello que les apasiona y es un gustazo compartir tiempo con ellos.

 


Son esa gente de la que puedes decir “jo, es que contigo siempre se aprende” y es algo fantástico, no sólo por lo que aprendes sino porque te contagian esa alegría de estar en la vida, esa curiosidad innata y forma de mirar a tu alrededor, puedes ver las maravillas que consiguen a pesar de que no empleen su tiempo en documentar su trabajo para presentarse a ningún concurso.

 

Sin embargo en España hay una gran mayoría de docentes que no son así, no les apasiona su trabajo, ni su materia, ni el trabajo con niños y adolescentes, pero lo peor de todo es que DESCONOCEN PROFUNDAMENTE aquello en lo que se supone deben inspirar a otros.
A veces no es culpa suya porque el propio sistema les obliga a impartir materias que no son su especialidad y tampoco les deja tiempo para preparárselas.
Yo no podría enseñar a nadie conceptos aeronáuticos porque no tengo ni idea, pero es que ni siquiera me atrevería a aceptar ese trabajo, sobretodo por responsabilidad.

 

Hace unos meses se me ocurrió preguntar en un grupo de profesores lo siguiente:
¿Se puede enseñar algo que se desconoce?
Y puse un ejemplo: ¿Puede un docente enseñar que todas las esdrújulas se acentúan si no lo sabe?
Sorprendentemente esta pregunta originó un debate plagado de insultos hacia mi persona por parte de profesores.
Llegué a poner el ejemplo de tablones de anuncios de colegios de Alicante plagados de faltas ortográficas y gramaticales, algo que no puedo comprender que suceda, y ya los insultos y las faltas de respeto hacia mi se salían de órbita.

 

¿Tiene sentido que en el lugar donde te tienen que enseñar a escribir no sepan hacerlo?
¿Llevarías tu coche a arreglar a un mecánico cuyo coche no funciona?
¿Entrarías a operarte en un hospital donde todo el que entra muere?
¿Por qué en la educación esto no importa?
¿Y por qué se insulta y ataca al que se atreve a ponerlo de manifiesto?

 

En el entorno en el que me muevo yo, los educadores son verdaderos «artistas de la educación” cuyo trabajo emociona y es admirable, a pesar de que no sean reconocidos por el gran público.
Voy a dejar el ejemplo de esta profesora de lengua, que presume de ser trilingüe, con trabajo y sueldo asegurado de por vida, quien en su respuesta, a cosas que yo nunca dije, acumuló la friolera de 43 faltas al responderme a por qué los docentes de la Comunidad Valenciana no se presentaban a las pruebas PISA que evalúan al profesorado.

Creo que se responde por sí sola y que hasta que no cambiemos esto…

Afirmaciones: Lo que te dices, te cambia

Lo que nos decimos a nosotros mismos tiene mucha importancia para tener una visión positiva y afirmativa que al final se arraiga en nuestra conciencia. A esto se le llama «afirmaciones».

Es una forma de reprogramar la mente para enfocar nuestra energía en lo que queremos de verdad.

Hay varios experimentos psicológicos (como el de la Kyushi Journal of Medical Science en 1962 con niños japoneses) que demuestran que nuestro cerebro no ve la diferencia entre la realidad real y la imaginaria, así que las afirmaciones y nuestro pensamiento la transforman.

Lo mejor de las afirmaciones es escoger aquellas que más se ajusten a tu momento vital y cambiarlas según tus necesidades.

En nuestros cursos de Educación Emocional para adolescentes utilizamos 2 actividades «El Run Run» y «La mente compasiva» para aprender a vencer todos esos pensamientos vengativos que nos lanzamos a nosotros mismos.La ventaja, como casi siempre, es que con práctica y perseverancia podemos cambiar casi cualquier cosa, incluso a nosotros mismos. 🙂

El Éxito

Estando a punto de comenzar una nueva etapa en mi vida llevo varios días reflexionando sobre qué es lo que me ha hecho feliz hasta ahora profesionalmente y lo he plasmado en estas imágenes.

 

¿Qué es el éxito para mi?

Para mi el éxito es:
  • Poder ganarme la vida haciendo lo que me gusta
  • Poder ayudar a los demás con mi trabajo
  • Ser reconocido por ello

Poder ganarme la vida haciendo lo que me gusta

Soy un afortunado porque llevo muchos años trabajando, sin tener la sensación de haber ido a trabajar ni un sólo día.
Cientos de reuniones online, viajes, aeropuertos, madrugadas enteras preparando materiales y perfeccionando sesiones… ¿y si todo eso en lugar de restarme energía me la diera?
Ken Robinson lo llamaba “El elemento” y yo lo encontré.

Poder ayudar a los demás con mi trabajo

Creo que está en nuestra naturaleza ayudar a los demás, al menos así me educaron a mí, y si inviertes tu tiempo en algo que has descubierto que funciona ¿qué hay mejor que compartirlo con los demás?
A lo largo de mi vida he tenido infinitas oportunidades de hacerlo, tanto a nivel nacional como internacional. Simplemente aparecían… y un día me llamaban para ir a dar un curso en Finlandia, estando allí me llamaban para ir a Turquía y así otro y otro…
Muy afortunado e increíblemente agradecido.

Ser Reconocido por ello

En mi mundillo educativo estamos acostumbrados, de hecho nos apasiona, a ser evaluados continuamente.
Es curioso cómo espontáneamente, y desde el amor, surge evaluarnos unos a otros en los momentos informales para poder ayudar a los demás a mejorar…
Imagino que habrá gente cuya recompensa ó motivación sea el dinero… para mi sin embargo, aunque el dinero sea necesario, si hay algo que me hace sentirme bien y que me motiva es el hecho de que en los últimos años recibiera ofertas de trabajo para colaborar por toda Europa con gente que ya había trabajado conmigo anteriormente o le habían hablado de mi.
Esa era para mí la mejor motivación y había meses en los que coincidía tener que visitar 3 países, con gente increíble y de la que he aprendido mucho.
Y si además tengo la suerte de trabajar con gente que admiro y quiero pues ya… 🙈
¡¡GRACIAS una vez más!!
¿Y PARA Tí? ¿Qué es el ÉXITO?

Lo que me hubiera gustado aprender en el colegio

En los 11 años que estuve dando cursos a monitores de tiempo libre siempre me gustó insistir en una idea: NO RESTAR.

El poco, o mucho tiempo, que pasamos con aquellos para quienes somos referente deja huella y con el paso de los años algunos aprendizajes inciden de manera notable en nuestra manera de afrontar la vida.

Yo recuerdo muchísimas cosas que aprendí en el colegio, muchas de ellas me han sido útiles en la vida pero la gran mayoría de ellas no, jamás tuvieron una aplicación práctica y fueron una pérdida de tiempo y de esfuerzo.

¿Dónde estaríamos si todo ese tiempo y esfuerzo lo hubiéramos dedicado en descubrir nuestros talentos y en desarrollarlos?

En los últimos años he conocido a cientos de adultos que jamás tuvieron la oportunidad de descubrir cual era su pasión, su elemento, y simplemente siguieron hacia delante haciéndolo lo mejor que pudieron.

El problema es que de esa manera nos estamos perdiendo a grandes profesionales y que el mundo avance.

Yo tengo por norma no pagar a alguien por hacer algo que puedo hacer yo mismo, pero hay cosas que necesito hacer (impuestos, declaración de la renta, contabilidad…) para vivir en la sociedad que vivo y que no me lo enseñaron en la escuela, y eso no tiene ningún sentido.

Afortunadamente tuve la gran suerte de ser introducido en el mundo de la Educación No Formal desde los 6 años, y allí aprendí gran parte de los hoy llamados «soft skills» tan demandados hoy en día.

¿Y a ti? ¿qué te hubiera gustado aprender?

 

Internet: El eliminador de la infancia

Eliminar la infancia
Es algo que se conoce desde hace años, de hecho en el antiguo imperio romano tenían un órgano que se encargaba de proteger a la infancia, sin embargo en la actualidad hace décadas que no tenemos nada que se le parezca y además las instituciones políticas parecen empeñadas en promover acabar con la infancia cuanto antes.

… Continue Reading

¿Eliges?

Esta fotografía la tomé en 2013 en Bulgaria, en una formación que afianzó muchas de mis creencias y dada por los mejores formadores de Europa. Al año siguiente comencé a trabajar con ellos 🙂

¿Eliges?

Piénsalo por un momento.

Cada persona que forma parte de tu vida, en algún momento no fue más que un extraño para tí. No sabías nada de esa persona y seguramente las primeras conversaciones que mantuviste dieron pie a muchas otras.

Otras veces ocurre de diferente manera, nos conocemos por algo fortuito y eso da pie a otros encuentros, colaboraciones…

¿Pero qué hace que esa persona llegue a formar parte de nuestras vidas? ¿Lo elegimos nosotros? ¿lo elige el destino?

Personalmente creo que es muy importante ELEGIR con qué personas nos relacionamos, he tenido la oportunidad de conocer a muchísima gente de toda Europa, y de otros países, y por supuesto los valores, los intereses y la forma de ver la vida son diferentes pero yo siempre he creído que «LOS BUENOS NOS ACABAMOS JUNTANDO» y por «BUENOS» me refiero a aquellos quienes te gustaría que te ayudaran a crecer, y en realidad así ha sido siempre, algunas personas tenemos una sensibilidad especial por ciertos temas y eso hace que la conexión surja enseguida. Son esos momentos en que sientes que todos a tu alrededor te entienden, que estás con tu tribu.

La situación contraria es la que se describe en el libro «Rodeado de idiotas»…cuando sientes que nadie a tu alrededor te entiende o qué tienes poco que ver con esas personas.

Todos somos diferentes y aunque necesitamos de los contrastes y de la diversidad para crecer y comprender el mundo también es cierto que necesitamos sentirnos entendidos para seguir dando pasos en la buena dirección.

En los últimos años cuando participo en dinámicas de grupo me he tomado como un reto acercarme a la persona con la que no haya intercambiado una palabra o aquella con la que he sentido que no tenía nada en común y el 100% de las veces me he llevado una grata sorpresa. Las creencias, nuevamente, nos limitan mucho, y hay que APRENDER a desterrar las que no nos ayudan.

Yo siempre elijo con quién me relaciono y con quién dedico mi tiempo, mucha gente nunca lo hace, quizá fueron introducidos en un grupo de amigos hace décadas ó en una familia y por inercia y miedos siguen en él aunque sepan que no les lleva a ningún lado.

Frases sobre educación

¿Habéis tenido alguna vez uno de esos momentos de compartir opiniones sobre educación en donde las grandes frases no paraban de surgir?
 
Este es uno de esos momentos
 
Frases extraídas de la sesión de debate sobre Creatividad, Curiosidad, Naturaleza y Sistemas Educativos que tuvo lugar en el 2º seminario CLEAR en Turín…y no me he resistido a hacer un video con ellas y algunas imágenes que capturé. 

Translate »