¿Cómo podrías olvidarte del planeta?

Qué razón tiene Carl Jung en esa frase.

Caminar descalzos es una experiencia increíblemente sencilla pero que te hace sentirte tan presente…te ayuda a situarte en el mundo, contigo mismo y en tu relación con la naturaleza, algo que se nos olvida con suma facilidad.

Este video lo grabé en una de estas experiencias en las montañas de Bulgaria, y el siguiente fue otro “Barefoot path” que hicimos el verano pasado en Países Bajos.

¿Y tu? ¿lo has probado ya?

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: