Motivando a la manada

En épocas de poca motivación grupal y desunión entre los miembros de un grupo puede venir bien una dinámica como la que hicimos este día.

Antes de comenzar el campamento los lobatos habían recibido en sus domicilios una carta del CSI que les decía que habían sido seleccionado para desarrollar una serie de “pruebas” secretas a lo largo del campamento y que debían realizar totalmente al margen de los viejos lobos, y sin que ellos se enteraran de nada.

En esta ocasión la misión secreta consistía en que hicieran desaparecer todas las sillas del comedor.

Fué increible ver como se organizaron entre ellos y mientras unos distraían a los scouters, otros se encargaban de transportar y ocultar las sillas…

Incluso los lobatos menos integrados dieron lo máximo de sí mismos en esta actividad y el subidón de motivación fué estupendo para todos.

La segunda parte fué echarles “la bronca” porque claro.. las sillas habían desaparecido , nosotros “no sabíamos nada” y era la hora de comer… ¿resistirían unidos o se delatarían entre ellos?

 

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: